Fichajes y más fichajes


El peor enemigo de un equipo poderoso es sentirse invencible y eso fue lo que le paso a España frente a Estados Unidos. Salió al partido con una aptitud muy pobre para tratarse de una semifinal y los americanos en vez de cerrarse atrás salieron a por el partido, lo que les permitió marcar el primer gol por medio de Altidore. Fue en ese momento en el que el combinado español reaccionó, cerrando atrás a los norteamericanos, pero la pareja Villa-Torres no tenían el día. Justo cuando más se achuchaba, Del Bosque cambió a Cesc y rompió el partido para mal. Los de Bradley salieron de la cueva y volvieron a asomarse al área de Casillas hasta que llegó el segundo gol, en un fallo de Ramos que aprovechó Dempsey. Luego el técnico español no fue capaz de sacar a ninguno de los delanteros que tenía en el banquillo y el partido acabaría con el sorprendente dos a cero. Jarro de agua fría para la afición española.

Y algo parecido pudo pasar en la otra semifinal, porque Brasil tampoco jugó nada. La diferencia es que los sudafricanos en comparación con EE.UU. no tienen pólvora y casi no inquietaron a Julio César. Al final tuvo que ser Alves, que no entiendo como Dunga no le saca de titular, el que de falta directa anotara el único gol del partido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: